Infertilidad y reproducción asistida

Fecundación In Vitro (FIV)

La fecundación in vitro (FIV) es un procedimiento de reproducción asistida consistente en extraer un óvulo de la mujer para fecundarlo en un laboratorio con espermatozoides del padre o de un donante anónimo.

Una vez fecundado, el embrión es insertado en el útero de la mujer para que se pueda realizar la gestación.

Las fases habituales de una proceso de fecundación in vitro son:

  1. Estimulación ovárica con hormonas.
  2. Extracción de los ovocitos. Si se está tratando un problema de infertilidad femenina, se recurrirá a ovocitos de una donante anónima.
  3. Fecundación de los ovocitos con el esperma del padre o de un donante anónimo.
  4. Cultivo in vitro de los embriones. Una vez fecundado, el cigoto pasa por diferentes estados de desarrollo hasta convertirse en un embrión. Normalmente los embriones permanecen en cultivo tres días. En ciertos casos, es conveniente prolongar el cultivo de los embriones en el laboratorio hasta el estadio llamado de blastocisto (unos 6 días, más o menos).
  5. Selección de embriones. De entre los embriones que han sido cultivados con éxito, se seleccionan los que presenten mejores características de cara a la futura gestación. Normalmente se seleccionan de 2 a 3 embriones.
  6. Transferencia embrionaria. Los embriones seleccionados se transfieren al útero o las trompas a través de un catéter. Este procedimiento es indoloro, por lo que no se utiliza anestesia.
  7. Congelación de embriones. Los embriones que no se transfieren a la mujer, si cumplen unas mínimas características de viabilidad, pueden ser congelados para su uso posterior por parte de los padres.
Para contactar con nosotros: contacto@infertilidadyreproduccionasistida.com Creative Commons License